«Bio-ética» = «ética de la vida»

La confirmación precisa y firme del valor de la vida humana y de su carácter inviolable, irreductible, que por su valor intrínseco, reclama ser tratada con amor de benevolencia.
La responsabilidad de la promoción y defensa del derecho a la vida, un compromiso existencial y práctico a favor de todas las personas, en especial, de los más débiles
Argumentar auténticamente la existencia y la condición espiritual del alma humana en diálogo real con las ciencias biomédicas contemporáneas.
Es una ciencia moral, no técnica, que ofrece criterios éticos a las ciencias experimentales sobre la vida.

domingo, 5 de abril de 2009

4. Esquema de una etica de la vida humana

4. Esquema de una ética de la vida humana

La Bioética abarca todo el arco de la vida humana, desde su concepción hasta la muerte. Con el fin de articu­lar didácticamente el conjunto de estos temas, sus conte­nidos se articulan en tres capítulos que responden a tres «momentos» de la vida: origen, desarrollo y muerte del existente humano.

Origen: se estudia la grandeza de la función genera­dora, por ello se prohibe lo que la impide, o sea la esterili­zación del hombre o de la mujer. Asimismo se estudia el juicio moral sobre las técnicas de generar la vida por medios artificiales. Y, una vez concebida la vida, se expone la doctrina moral sobre el derecho a nacer del ser concebi­do y aún no nacido, por lo que se prohibe el aborto.

Conservación: El hombre tiene obligación de conser­var su vida. Por ello, esta parte de la Bioética defiende los diversos medios para la conservación y mejora de la vida humana. A este respecto, favorece el trasplante de órga­nos, ciertas experiencias médicas, etc. Y, por el contrario, prohibe lo que daña a la vida como el suicidio, el homici­dio, el terrorismo, la tortura, la drogadicción, el alcoholis­mo, etc.

Acabamiento. Finalmente, la vida del hombre se gasta con el tiempo y su destino es la muerte, por ello la Bioética trata de facilitar la atención al enfermo y defien­de el derecho del hombre a tener una muerte digna. Por eso condena la medicina deshumanizadora, las experien­cias médicas que no tengan en cuenta la dignidad del enfermo y la eutanasia.

(extraido del texto formulado por el Pbro. Luis Rifo F.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada