«Bio-ética» = «ética de la vida»

La confirmación precisa y firme del valor de la vida humana y de su carácter inviolable, irreductible, que por su valor intrínseco, reclama ser tratada con amor de benevolencia.
La responsabilidad de la promoción y defensa del derecho a la vida, un compromiso existencial y práctico a favor de todas las personas, en especial, de los más débiles
Argumentar auténticamente la existencia y la condición espiritual del alma humana en diálogo real con las ciencias biomédicas contemporáneas.
Es una ciencia moral, no técnica, que ofrece criterios éticos a las ciencias experimentales sobre la vida.

viernes, 26 de marzo de 2010

En Perú, médico responde a mentiras sobre píldora del día siguiente


LIMA, 26 Mar. 10 / 12:13 pm (ACI)

El Dr. Germán Alvarado ha respondido a las mentiras de otro médico y promotor de la píldora del día siguiente (PDS), Alfredo Guzmán, quien hace dos días publicó un artículo en el diario El Comercio señalando una serie de falsedades sobre este fármaco abortivo y promoviendo la distribución del mismo que el ministro de salud, Oscar Ugarte, decidió a partir de una farsa legal que viola la sentencia del Tribunal Constitucional que lo prohíbe.

El Dr. Alvarado publica hoy en el mismo Diario El Comercio un artículo titulado "Defendamos la vida" en el que responde las inexactitudes de Guzmán: "en primer lugar, el doctor Guzmán dice que el embarazo empieza en la implantación; dicha afirmación es inexacta. Desde el punto de vista científico, el inicio de la vida humana se produce en la fecundación o concepción (unión del óvulo y el espermatozoide) y desde ese momento está presente toda la información genética del nuevo ser (ADN con 46 cromosomas)".

"Lo anterior es reconocido en todos los textos actuales de Embriología Médica (Moore 2008, Sadler 2006, O’Rahilly 2001, Larsen 1998). Más aún, ahora se sabe que el embrión en las primeras horas (y antes de la implantación) produce diversas hormonas (HcG, IL-1a, IL-1ß), las cuales lo ayudarán a implantarse interactuando con el endometrio materno (Lindhard 2002, Licht 2001, Lobo 2001). Por lo tanto puede afirmarse que el embarazo (como estado de la madre gestante) también empieza en la fecundación", prosigue.

Luego explica que "el doctor Guzmán pretende desconocer el efecto abortivo de la píldora del día siguiente. Al respecto, los estudios epidemiológicos actualmente reconocen que el mecanismo de acción de la PDS (Levonorgestrel 0.75 mg) depende del momento en que se administra: si se administra antes de la ovulación actuará como anovulatorio".

Sin embargo, prosigue, "cuando la ovulación ya ocurrió y se produce la concepción, la PDS utilizará principalmente mecanismos antiimplantatorios o abortivos (Mikolajczyk y Stanford, 2007). Esto está reconocido también en los insertos de los productos comerciales que se expenden a nivel internacional".

Seguidamente el Dr. Alvarado comenta que "luego de realizar una búsqueda en la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. (Medline, la principal, más seria y más grande base de datos a nivel mundial para investigaciones biomédicas) no se evidencian nuevas investigaciones científicas originales en los últimos tres años sobre el mecanismo de acción de la PDS (solo revisiones que no tienen el mismo peso que una investigación original)".

"Por lo tanto lo planteado por Mikolajczyk y Stanford (2007) en relación al mecanismo abortivo de la PDS, sigue vigente", precisa

Entonces, el Dr. Alvarado se cuestiona: "¿cuáles serán los nuevos estudios científicos a los que aluden el Minsa y la OMS/OPS para negar el efecto abortivo de la PDS? ¿Por qué no los muestran hasta ahora para la correspondiente evaluación?"

"El TC entonces –al prohibir la distribución de la PDS de acuerdo a la información científica actual– ha obrado coherentemente según la legislación peruana la cual defiende la vida desde el momento de la concepción", indica.

"Finalmente debemos preguntarnos. ¿Quién desinforma y quién dice la verdad? En aras de la transparencia y la objetividad en este delicado tema, todos aquellos que tienen conflictos de intereses (porque están asociados con los laboratorios que venden la PDS) deberían hacerlo público", prosigue.

"El ministro de Salud al ignorar la sentencia del TC ha cometido desacato poniendo en riesgo el Estado de derecho, la democracia y sobre todo la vida de los peruanos y peruanas por nacer", concluye

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada