«Bio-ética» = «ética de la vida»

La confirmación precisa y firme del valor de la vida humana y de su carácter inviolable, irreductible, que por su valor intrínseco, reclama ser tratada con amor de benevolencia.
La responsabilidad de la promoción y defensa del derecho a la vida, un compromiso existencial y práctico a favor de todas las personas, en especial, de los más débiles
Argumentar auténticamente la existencia y la condición espiritual del alma humana en diálogo real con las ciencias biomédicas contemporáneas.
Es una ciencia moral, no técnica, que ofrece criterios éticos a las ciencias experimentales sobre la vida.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Benedicto XVI pide a los médicos católicos una clara defensa de la vida

Benedicto XVI pide a los médicos católicos una clara defensa de la vida


"Desde su concepción hasta su muerte natural"




CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 6 de mayo de 2009 (ZENIT.org).- El Papa Benedicto XVI pidió hoy a los médicos católicos que la defensa de la vida constituya para ellos "un elocuente testimonio de solidaridad humana y cristiana".

Benedicto XVI se dirigió a un numeroso grupo de médicos católicos italianos presentes entre los peregrinos congregados en la plaza de San Pedro para la audiencia general, entre ellos la Asociación Italiana de Médicos Católicos y al Grupo de Médicos Católicos vinculados al sindicado católico mayoritario en Italia.

El Papa exhortó a los médicos que pongan su actuación "al servicio del ser humano desde su concepción hasta su muerte natural".

La defensa de la vida debe ser el "elocuente testimonio" de los médicos católicos, explicó.

Les invitó a "proseguir con generosidad en vuestro precioso servicio a la vida, valor fundamental en el que se reflejan la sabiduría y el amor de Dios".

"Que vuestro trabajo se enriquezca cada día con un profundo espíritu de fe y lo animen la fidelidad y la coherencia con los principios que deben inspirar la actividad de todo médico", concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada