«Bio-ética» = «ética de la vida»

La confirmación precisa y firme del valor de la vida humana y de su carácter inviolable, irreductible, que por su valor intrínseco, reclama ser tratada con amor de benevolencia.
La responsabilidad de la promoción y defensa del derecho a la vida, un compromiso existencial y práctico a favor de todas las personas, en especial, de los más débiles
Argumentar auténticamente la existencia y la condición espiritual del alma humana en diálogo real con las ciencias biomédicas contemporáneas.
Es una ciencia moral, no técnica, que ofrece criterios éticos a las ciencias experimentales sobre la vida.

sábado, 13 de febrero de 2010

Miles se siguen sumando a pedido para que Rey no firme ley del aborto

MADRID, 12 Feb. 10 / 04:27 am (ACI)

La plataforma Religionenlibertad.com (ReL), informó que en menos de un mes ya son más de 50 mil los ciudadanos que han suscrito el pedido al Rey Juan Carlos para que no sancione la nueva ley del aborto que prepara el Gobierno socialista, y llaman a los españoles a seguir sumándose para que prospera una ley injusta que atenta contra el derecho a la vida de seres inocentes.

"Aunque estamos positivamente sorprendidos por haber conseguido tan rápido 50 mil apoyos, es necesario seguir aunando peticiones para que, llegado el momento, Juan Carlos I compruebe de primera mano que hay cientos de miles de ciudadanos que no desean que sancione con su firma una ley a todas luces injusta", expresó Alejandro Campoy, portavoz de la campaña.

No debe firmar

En ese sentido, diversos teólogos señalaron que el monarca español no debe firmar la ley, de ser aprobada en el Parlamento, valiéndose para ello de su derecho de ciudadano a negarse de conciencia.

"El Rey, como cualquier ciudadano, es sujeto de todos los derechos y libertades constitucionales. Su conciencia le permite entonces objetar y negarse a firmar una ley que se establece contra esos mismos derechos fundamentales", afirmó el miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, y teólogo de gran relevancia, Olegario González de Cardedal.

Por su parte, el profesor de teología moral de la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra, José María Pardo, advirtió que "ratificar una ley es dar su asentimiento y respaldo. Debería objetar".

Asimismo, el sacerdote jesuita Jorge Loring instó al monarca a seguir el ejemplo de Balduino de Bélgica y no ratificar una ley que atenta contra la moral y los derechos humanos.

Luis Gómez Jaubert, defensor del vínculo de la Diócesis de Tenerife, dijo a ReL que "si los actos reconocidos son inmorales, la ley es injusta", por lo tanto desobedecerla es legítimo y en el caso del aborto "la desobediencia se convierte en obligatoria".

Para suscribirse a la iniciativa contra el aborto se puede ingresar a www.majestadnofirme.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada