«Bio-ética» = «ética de la vida»

La confirmación precisa y firme del valor de la vida humana y de su carácter inviolable, irreductible, que por su valor intrínseco, reclama ser tratada con amor de benevolencia.
La responsabilidad de la promoción y defensa del derecho a la vida, un compromiso existencial y práctico a favor de todas las personas, en especial, de los más débiles
Argumentar auténticamente la existencia y la condición espiritual del alma humana en diálogo real con las ciencias biomédicas contemporáneas.
Es una ciencia moral, no técnica, que ofrece criterios éticos a las ciencias experimentales sobre la vida.

lunes, 25 de enero de 2010

Pro-vidas rechazan abortismo mundial de Hillary Clinton

NUEVA YORK, 12 Ene. 10 / 09:32 am (ACI)



Importantes líderes pro-vida criticaron a la Secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, quien recientemente reiteró su apoyo y el del gobierno del Presidente Obama a las políticas que buscan promover en todo el mundo "la salud y los derechos reproductivos", es decir, el aborto y el control poblacional.

En una reciente declaración en Estados Unidos realizada ante representantes de las más grandes organizaciones abortistas del mundo, Clinton indicó que Estados Unidos busca hacer que la atención de la "salud reproductiva" se convierta en un "derecho básico" como parte de las Metas del Milenio, impulsada por la ONU. "La salud de las mujeres –dijo– es esencial para la salud y la prosperidad de todos".

Ante estas declaraciones, el Presidente del Population Research Institute, Steve Mosher, explicó a ACI Prensa que la llamada "salud reproductiva" tiene "poco que ver con la salud de las mujeres y todo que ver con el avance de la agenda anti-vida en el mundo entero".

"Las encuestas –explicó Mosher– muestran que la mayoría de estadounidenses consideran que esos programas son un mal uso de la palabra ‘salud’. ¿Quién no apoya una mejor salud? Pero los programas de ‘salud reproductiva’ existen no para mejorar la habilidad de las mujeres de, efectivamente reproducirse, sino para cortar o deshabilitar sus sistemas reproductivos por medio del aborto, la esterilización y la anticoncepción. Deberían llamarse, con más razón, programas de ‘recorte reproductivo’".

Para Mosher, "el hecho que organizaciones como la International Planned Parenthood Federation aplaudan ese tipo de programas significa que están esperando aprovecharse del incremento de los fondos que Hillary promete para esos programas, pese al sufrimiento que generan en las mujeres".

Por su parte, el director de la Oficina para América Latina del Population Research Institute, Carlos Polo, señaló a ACI Prensa que "la señora Hillary Clinton es libre de creer que el aborto, la esterilización, la anticoncepción masiva inclusive para adolescentes, la ideología de género y todo lo que ella reconoce como ‘derechos reproductivos’ es una necesidad básica para los seres humanos. No nos molesta que lo crea y lo aplique a su propia vida".

No obstante, indicó, "son muchos los países del mundo y especialmente los de América latina que han rechazado esta noción de ‘derechos reproductivos’ y no los ha incluido como categoría válida en sus sistemas jurídicos. Precisamente por el contrabando ideológico que implica y como muestra de nuestro rechazo a esas prácticas contra la vida y la familia".

Es lamentablemente, concluyó, "ver a la señora Clinton usar del poder y del dinero norteamericano para imponer sus ideas. Para los latinoamericanos es algo ofensivo. Sin embargo, veo algo muy positivo en esto porque, en mi opinión, no creo que prospere. Cuando las ideas políticas solamente ganan terreno a fuerza de dinero, sabemos que pronto presenciaremos el inicio de su desaparición".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada