«Bio-ética» = «ética de la vida»

La confirmación precisa y firme del valor de la vida humana y de su carácter inviolable, irreductible, que por su valor intrínseco, reclama ser tratada con amor de benevolencia.
La responsabilidad de la promoción y defensa del derecho a la vida, un compromiso existencial y práctico a favor de todas las personas, en especial, de los más débiles
Argumentar auténticamente la existencia y la condición espiritual del alma humana en diálogo real con las ciencias biomédicas contemporáneas.
Es una ciencia moral, no técnica, que ofrece criterios éticos a las ciencias experimentales sobre la vida.

lunes, 25 de enero de 2010

En la familia se fragua el futuro de la humanidad, resaltan en Congreso en Perú




LIMA, 23 Ene. 10 / 01:38 pm (ACI)

Con la participación del Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), Mons. Miguel Cabrejos, y el Presidente de la Comisión Episcopal de Familia de la CEP, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, se inauguró anoche el 2do Congreso Internacional de Familia en el que se resaltó que en la institución familiar se "fragua el futuro de la humanidad", recordando las palabras de Juan Pablo II.

El Presidente de la CEP señaló en su intervención ante cientos de asistentes en el auditorio del Colegio San Agustín que "la unión conyugal y el servicio a la vida son dos valores esenciales que proceden del matrimonio y la familia, cada uno implica al otro porque son dos caras de la misma realidad. No puede existir una verdadera comunión conyugal cerrada al don de la vida, ni puede existir separadamente del don conyugal recíproco".

Por ello, dijo, "la Iglesia ha enseñado siempre la verdad sobre el bien de la persona humana, y uno de estos bienes es el Matrimonio y la Familia. Si la Iglesia se interesa en el Matrimonio y la Familia, es porque se interesa en el hombre. El Matrimonio es una vocación hacia la santidad, porque no existen cristianos que no estén llamados a amar a Dios".

Tras advertir sobre las amenazas actuales que se ciernen contra la vida y la familia "en nombre de la libertad individual", el Prelado alertó que con esto unas minorías pretenden "no sólo la impunidad sino también una verdadera e impropia autorización por parte del Estado. La singular gravedad de este hecho resulta evidente si se considera que el carácter de delito que se atribuía antes a estos atentados, trata ahora de asumir la connotación de un derecho, pretendiendo un verdadero y propio reconocimiento legal y la consiguiente intervención de gratuita de las estructuras estatales".

Por ello, dijo, es necesario "hoy más que nunca, el testimonio público de todos los bautizados para reafirmar la dignidad y el valor único e insustituible de la familia fundada en el matrimonio de un hombre con una mujer, y abierto a la vida".

"Nuestros proyecto pastorales relacionados con la familia deben formar parte de este campo apostólico, amplio, complejo e importante. Por eso todos estamos llamados a promover con valentía la causa de la familia, considerándola como una institución decisiva para el bien común de los pueblos", enfatizó.

A su turno el Nuncio Apostólico en Perú, Mons. Bruno Mussaró, leyó un mensaje enviado por el Papa Benedicto XVI a los organizadores del Congreso en el que exhorta tanto a los organizadores como a los participantes del evento a asumir el compromiso de custodiar los valores inherentes de la familia.

En su intervención, Mons. José Antonio Eguren recordó las palabras del venerable Juan Pablo II: "El futuro de la humanidad se fragua en la familia". 

"Un país avanza en la misma dirección que la familia. La familia es transmisora de cultura, por eso no podemos obviar el don precioso de la familia", dijo.

Asimismo, agregó que la familia es célula vital de la sociedad, ya que la familia posee vínculos vitales con la sociedad por su servicio a la vida. "La familia es la primera sociedad natural y fuente de las demás instituciones. Es ámbito primario de las relaciones interpersonales y de derechos inherentes", señaló.

El II Congreso Internacional de Familia continúa hoy sábado con las conferencias Matrimonio y Familia, instituciones a redescubrir, a cargo de S.E.R. Mons. Gerald Cyprien Lacroix, obispo auxiliar de Québec, Canadá; Familia Comunidad de Personas, que tendrá como expositor al Dr. Pedro Morandé Court, de Chile; y Educación para el Amor, por el Sr. Manuel Rodríguez Canales, de Perú, a lo que seguirán dos mesas redondas.

En la segunda participarán Alejandro Bermúdez Rosell, Director de ACI Prensa y Catholic News Agency, con el tema Ética en la Comunicación Social; el Dr. Arturo Salazar Larraín, con una exposición sobre Familia, Población y Desarrollo; y el Dr. Alfredo García con el tema Familia, Formadora de Valores Cívicos.

Más información: http://www.congresofamilia2010.net/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada