«Bio-ética» = «ética de la vida»

La confirmación precisa y firme del valor de la vida humana y de su carácter inviolable, irreductible, que por su valor intrínseco, reclama ser tratada con amor de benevolencia.
La responsabilidad de la promoción y defensa del derecho a la vida, un compromiso existencial y práctico a favor de todas las personas, en especial, de los más débiles
Argumentar auténticamente la existencia y la condición espiritual del alma humana en diálogo real con las ciencias biomédicas contemporáneas.
Es una ciencia moral, no técnica, que ofrece criterios éticos a las ciencias experimentales sobre la vida.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Benedicto XVI: la razón debe reconocer la importancia de la dignidad humana

ROME REPORTS 16 diciembre 2009. Benedicto XVI recordó que la principal función de la razón es reconocer los principios éticos unidos a la dignidad de la persona. También dijo que la libertad tiene sentido cuando decide respetarlos. Fue el hilo de su catequesis sobre el teólogo Juan de Salisbury.

Benedicto XVI
“Quiero presentar la figura de Juan de Salisbury, nacido en Inglaterra a principios del siglo XII”.

Según el Papa, si Juan de Salisbury viviera en la actualidad recordaría que sólo reconocen plenamente los derechos de cada persona las leyes que respetan la vida y que se guían por una solidaridad nacional e internacional.

Por ese motivo no son lícitas las leyes a favor del aborto, la eutanasia o la experimentación genética.

Benedicto XVI aseguró que las obras de Juan de Salisbury no han perdido actualidad porque explican la colaboración entre la fe y la razón para conocer la verdad. Una colaboración que el Papa, como profesor de universidad, ve fundamental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada